Con la puntualidad de las brisas de diciembre, todos los años llegan numerosos turistas europeos, en especial de países nórdicos, a las solitarias playas de Salinas del Rey, en el municipio de Juan de Acosta (Atlántico).

Son condiciones que atraen a los amantes de los deportes extremos náuticos a cruzar el mundo y venir hasta esta zona del Caribe colombiano a practicar el kitesurf, deporte de deslizamiento sobre el agua en el que el viento propulsa una cometa de tracción.

Se estima que aproximadamente 8.000 visitantes internacionales visitan estas playas, uno de los últimos rincones costeros del departamento del Atlántico, que aún no ha sido desarrollado ni turística ni urbanísticamente.

“El agua tibia es muy atractiva, ya que además de no tener que usar trajes especiales, solo con pantaloneta o vestido de baño, pueden permanecer más tiempo en el mar”, explicó el presidente de la Liga de Surf en el Atlántico, Edgardo Arjona.

Además, agrega Argoja, está el fenómeno de las brisas que de diciembre a junio son constantes en esta zona, claves para la práctica de estos deportes.
 

El gran proyecto

Las playas de Salina del Rey aspiran a convertirse en poco tiempo en el epicentro del Caribe colombiano y del país para el aprendizaje, entrenamiento y disfrute de los deportes náuticos.

A eso le apunta la Gobernación del Atlántico con la apertura de la licitación para la contratación de las obras del Centro de Deportes Náuticos, obra que recoge un viejo sueño en esta zona del mar Caribe.

La gobernadora Elsa Noguera destacó que, además de ser el primer Centro de Deportes Náuticos del Caribe colombiano, será un complejo especializado para la práctica de kitesurf así como paddle surf y kayak, donde se combinarán la práctica deportiva, la recreación y el disfrute de la naturaleza.

El proyecto contempla una intervención de un total de 2.213 metros cuadrados, que incluyen gimnasio, bodegas para las escuelas, baños, cambiadores, duchas, restaurantes, enfermería, centro de rescate, tiendas de apoyo, aulas, tienda de mantenimiento, cuartos técnicos y contará con entrenadores de alto nivel para potencializar los deportistas locales.

Las obras también buscan proteger el ecosistema costero, compuesto por lagunas y dunas, generando un corredor ecológico peatonal para turistas locales y acompañantes de los deportistas.

De igual forma, habrá parqueaderos, almacenes deportivos, gastronomía local para deportistas y artesanías como parte de la oferta.

(Le puede interesar: Conozca la popular historia de uno de los primeros barrios de Barranquilla)

“Ya abrimos el proceso contractual, y pasarán dos o tres meses mientras se formaliza, después las obras tendrán un año de ejecución. Vamos a tener el Centro de Deportes Náuticos más importante del país, y es un abrebocas a los Juegos Panamericanos”, aseguró la mandataria.

Ya abrimos el proceso contractual, y pasarán dos o tres meses mientras se formaliza, después las obras tendrán un año de ejecución

Dentro del proceso de licitación pública ya se empezaron a recibir las ofertas de los interesados en ejecutar las obras. El plazo para recibir las propuestas se venció este martes. El 30 de septiembre se llevará a cabo la audiencia de adjudicación del contrato.

“Salinas del Rey es reconocida como una de las playas en el mundo con las mejores condiciones para la práctica del kitesurf; sus corrientes marinas y las brisas atraen la visita de practicantes de diversos rincones del planeta. Por tanto, los nativos han desarrollado escuelas locales para responder a esta demanda”, dijo Noguera.

Con la construcción del Centro de Deportes Náuticos Salinas del Rey, manifestó Noguera, se fomentará el turismo endémico, “el cual se ha desarrollado alrededor de la práctica del kitesurf, donde a través de las clases, alquiler de equipos, campeonatos y demás actividades con proyección internacional, se generarán fuentes de empleo, al tiempo que se propiciará el sano disfrute de nuestras playas para locales y visitantes”.

Prensa Gobernación del Atlántico

Por su parte, el director de Indeportes, Armando Segovia, expresó su compromiso para sacar adelante el espacio deportivo para las nuevas promesas del deporte acuático en el departamento.



"Este será un centro de alto rendimiento para los deportes náuticos, que tendrá una reglamentación como todos los escenarios deportivos, aquí lo reglamentaremos y nos reuniremos con los deportistas, atletas y el municipio para reglamentar el uso de esta excelente infraestructura".

El alcalde de Juan de Acosta, Carlos Higgins, destacó las bondades del proyecto y el impacto para explotar la gastronomía local y artesanías que permitirán a los visitantes vivir una experiencia de inmersión en medio de la playa.

Playas únicas para deportes náuticos

Las condiciones de viento y la marea hacen de este lugar un spot único en el mundo, expresó el secretario de Desarrollo Económico del Atlántico, Miguel Vergara, al calificar el proyecto del Centro Deportivo Náutico como un ícono del turismo de deporte en Latinoamérica.

Vergara explicó que en la temporada de bajo viento se podrán desarrollar deportes como el kayak, paddel surf y otros, ampliando la oferta deportiva del lugar.

En las playas del Atlántico se desarrolla una programación activa y permanente de deportes náuticos, que van desde de Puerto Mocho (Barranquilla), donde se practica windsurf, kitesurf; en la de Punta Roca (Puerto Colombia), el surf; en la de Salgar (Puerto Colombia), el surf, kitesurf, supsurf, body board; en la de Pradomar (Puerto Colombia), el paddle, surf, supsurf, bodyboard, kayak; mientras que en la de Miramar (Puerto Colombia), el surf, kitesurf, windsurf.

En la playa El Muelle (Puerto Colombia), apneas el surf, longboard; en la de Puerto Velero (Tubará), el kitesurf, windsurf, paddle, kayak; en la de Santa Verónica (Juan de Acosta), el windsurf y kitesurf, y, finalmente, en las Salinas del Rey (Juan de Acosta), el windsurf y kitesurf.

Aquí no solo se benefician unos 100 surfistas y cerca de 70 kitesurfing que están en el Atlántico, sino deportistas empíricos y miles de extranjeros que atraviesan continentes para disfrutar de las bondades que solo estas playas les pueden ofrecer.

Tomado de El Tiempo.